Sidra natural

Astigarragako Sagardoa

Zapiain

Sagardoa

Nuestra sagardoa es una bebida natural ligeramente alcohólica (alrededor de 6%) resultado de la fermentación del mosto de manzana. Es un producto completamente natural y vivo, al que no se le agrega ningún tipo de conservante. No contiene sulfitos añadidos y su gas carbónico nace de la propia fermentación.

Zapiain Sagardoa es una bebida refrescante y de trago largo con una marcada acidez, que la convierte en la compañera perfecta de una buena mesa, especialmente los platos elaborados a la parrilla. Se debe consumir fresca, pero no demasiado fría (sobre 10-12ºC).

La sagardoa puede contener sedimentos, dado que es un producto que no ha sido filtrado ni clarificado. Antes de servirla es conveniente homogeneizar el liquido, sujetando la botella en posición invertida y agitándola intensamente para disolver el sedimento y despertar el carbónico natural que contiene.

Recomendamos servirla en vaso o copa de cristal fino y en cantidades pequeñas. De esta manera, el producto se conservará fresco y se podrá disfrutar en su estado óptimo, manteniendo todos los sabores y aromas y evitando que se oxide y pierda parte de su fuerza.

Calidad garantizada

La calidad es uno de los fundamentos de nuestra bodega. En 1981 la sidrería Zapiain incorporó a su equipo al primer enólogo del sector de la sidra vasca, Miguel Zapiain Goñi. A partir de esta fecha, la investigación y mejora de los procesos de cara a conseguir la máxima calidad del producto ha sido una constante de la firma, que nos ha permitido anticiparnos a posteriores exigencias del mercado. Esto ha impulsado sustancialmente nuestro éxito comercial. El gran valor de nuestra bodega reside en el conocimiento adquirido durante años para procesar un producto natural, vivo y sin conservantes.

En el año 2006, Zapiain implantó la norma ISO 9001 para la gestión de calidad. Desde el año 2010, Zapiain trabaja bajo el procedimiento IFS Food (International Featured Standard), una norma muy exigente centrada en la seguridad alimentaria. En el año 2011, Zapiain obtuvo el máximo nivel de IFS. Esta certificación se renueva anualmente, previa auditoría de las instalaciones y los procesos.

Certificaciones

En nuestra bodega trabajamos con 3 certificaciones que garantizan tanto la calidad como el origen de nuestra sagardoa y de las manzanas con las que está elaborada.

Historia

La sidra natural vasca o sagardoa es un producto que se lleva elaborando en el País Vasco desde tiempos inmemoriales. El primer documento conocido que relaciona a los vascos con la elaboración de la sidra data del 17 de abril de 1014. En él, el Rey Sancho III de Pamplona dona al monasterio de Leire unas tierras situadas en Gipuzkoa entre cuyos bienes figuran los manzanos.

Un siglo después, la famosa guía del Camino de Santiago atribuida a Aimeric Picaud hace una referencia expresa a los manzanos y a la sidra en el País Vasco. Es una de las primeras referencias conocidas que dice así:

“Después, ya cerca de Port de Cize, se encuentra el País Vasco, que tiene en la costa hacia el norte la ciudad de Bayona. Esta tierra es bárbara por su lengua, llena de bosques, montuosa, desolada de pan, vino y de todo alimento del cuerpo, salvo el consuelo de las manzanas, la sidra y la leche”

A partir de ese momento las menciones a la sidra se multiplican y en el siglo XIV es habitual encontrar en los municipios vascos ordenanzas relativas al cultivo de la manzana así como a la elaboración y comercialización de la sidra.

La sidra vive su apogeo en el siglo XVI, con el auge de la pesca del bacalao y la industria ballenera. En los próximos siglos la sidra irá evolucionando y seguirá gozando de una importante raigambre en la cultura vasca.

El declive de la sidra llega al País Vasco en los tiempos de la posguerra, tras la guerra civil de 1936 y con la llegada de la dictadura franquista. Diversas razones hacen que la producción decaiga sustancialmente: La falta de mano de obra, la popularización de otras bebidas, los impuestos o la persecución de la cultura vasca y sus espacios de ocio….

Si bien en la década de 1920 se llegó a producir alrededor de 10 millones de litros anuales, la sagardoa vivió uno de sus peores momentos en 1967, con apenas un millón de litros producidos.

Fue en ese momento cuando Nicolás Roxario Zapiain apostó por la elaboración de la sidra con la construcción de una bodega con capacidad de más de medio millón de litros, icono de la actual sidrería Zapian en cuyas kupelas aún hoy se elabora la sagardoa.